Biografía  
Obra Literaria  
Relatos para Leer  
Premios  
Universo Gómez Rufo  
Contacta con el autor  
Inicio Contacta English
Universo Literario Universo Político y Cultural Universo Personal Noticias y Círculo Literario de Madrid Noticias y Círculo Literario de Madrid
 

NOTAS, NOTICIAS Y COMENTARIOS

ÚLTIMAS NOTICIAS:

* Acabado "El aprovechamiento industrial de los cadáveres", un cortometraje basado en una idea original de Berlanga escrito y dirigido por Gómez Rufo. Con veinte actores y treinta y cinco técnicos se está construyendo la película más divertida y trasgresora del año. Miguel Rellán, Isabel Ordaz, Guillermo Montesinos, Enrique Arce, Ferrán Gadea, Cesáreo Estébanez, Javier Botet, Ramón Langa, Isabel Ampudia, Pedro Mari Sánchez y otros muchos actores rompen los moldes de las convenciones sociales en la ceremonia de la vida y la muerte.

* ACE. Página Web de la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE). A todos los escritores les vendría bien visitarla y, mejor aún, asociarse. Entrar en www.acescritores.com

 

CHAT DE GOMAESPUMA.COM (15-7-2005)

Antonio Gómez Rufo

Antonio Gómez Rufo ganó en mayo de este año el premio de novela Fernando Lara por su obra "El secreto del rey cautivo" que, según los críticos,  une magistralmente la trama amorosa con la intriga.

Vinculado desde su juventud al grupo de intelectuales del PSOE ligados a la figura de Tierno Galván, no es sino hasta 1995 cuando puede dedicarse por completo a la creación literaria. Desde entonces ha publicado las novelas "Las lágrimas de Henan", "Si tú supieras","El desfile de la victoria", "El alma de los peces", "Los mares del miedo",  "Adiós a los hombres" y el ensayo "Escenas Madrileñas".  Eso entre otras cosas, porque la verdad es que Antonio no para de trabajar.

Este pedazo de madrileño  estará con nosotros el Viernes 15 de julio a las 12hrs .

Francisco de Goya

Vuestras preguntas

En algún lugar leí que hay ciertas semejanzas entre la historia que usted cuenta sobre el levantamiento de 1808 y la Guerra de Irak. ¿Es cierto? ¿Cuáles serían?

“El secreto del rey cautivo” explica el derecho del pueblo español a levantarse contra una invasión extranjera: la francesa. Como todos los pueblos la tienen. Lo curioso es que si vencen son héroes y si son derrotados se les considera bandidos o terroristas. Curioso concepto el de traición, que depende del lado en que caiga la victoria.

¿Que significó para usted haber trabajado para Tierno Galván? ¿Cree que su figura ha caído en el olvido?

Para mí fue un punto de referencia ético, un maestro del que aprendí los conceptos de la honradez, la buena educación y la decencia. Le debo mucho, como todos cuantos estuvimos cerca de él. Hoy no está olvidado, pero tampoco considerado en la medida que su figura merece.

¿Qué tal experiencia en guiones de cine?

Todo me lo enseñó Berlanga, con quien trabajé en sus tres últimas películas. Con él se aprende mucho…

¿Qué lección extrajo de toda la movilización en contra de la invasión de Irak? ¿Por qué Aznar nunca quiso escuchar?

Confirmé lo que ya sabía acerca de la madurez y la inteligencia de los españoles, a quienes no siempre ni todos les consideran preparados para entender la realidad. Sobre la sordera de Aznar, lo mejor sería preguntárselo a él, aunque parece que sigue obcecado.

Hay quien dice que los intelectuales en política siempre dan malos resultados, ¿es cierto?

Lo dicen quienes desprecian a los intelectuales, que son quienes desprecian la inteligencia. Unos intelectuales darán buenos resultados y otros no, como sucede con los notarios, los estomatólogos y los aceituneros de Jaén. La polis griega fue regida por intelectuales y las dictaduras latinoamericanas por militares. No sé yo quienes dan peores resultados.

De Madrid al cielo... ¿qué hay de cierto de ese lema?

Poco. Pero, con un poco de paciencia, construirán un paso elevado, seguro. Ya no queda sitio para las zanjas…

Tres consejos para quienes están iniciándose en el mundo de la escritura

Leer mucho, disciplina de trabajo y esforzarse para dominar la ortografía y la sintaxis. Es lamentable el desconocimiento de los signos de puntuación en casi todos y el exceso de faltas de ortografía en muchos.

El título de tu obra "Adiós a los hombres " verdaderamente me intriga. Aún no he tenido ocasión de leerla, pero se centra en cómo el riego sanguíneo sólo os da para los genitales, ¿no?

No. Nada que ver con ello. Es una novela sobre la soledad de los seres humanos en la sociedad actual, donde hombres y mujeres se muestran distanciados y culpándose mutuamente de la dificultad de establecer relaciones consistentes y gratificantes. Con el añadido de que el hombre del siglo XX tiene unos valores aprendidos que no son adecuados al mundo que vivimos, y por eso tiene que desaparecer. Ese hombre es un ser antiguo, desfasado y equivocado. Ese es el sentido del “Adiós”.

¿Qué está pasando con la derecha de este país, ha vuelto el nacional-catolicismo?

La derecha no tiene programa político ni social desde la revolución francesa de 1778. Ha ido replegándose ante los avances de las reivindicaciones de la democracia y asumiendo, qué remedio, la mayoría de los derechos de las clases trabajadoras. Ahora, nuevamente sin ideas, se aferra a la religión, que cree inmutable. Sin comprender que hasta la Iglesia católica ha evolucionado.

¿Cómo ve el problema del terrorismo de grupos de fanáticos islamistas? ¿Cómo un choque de civilizaciones?

Me temo que el siglo XXI va a estar protagonizado por el terrorismo. Los fanáticos están en guerra con Occidente, en guerra santa, y Occidente no está en guerra con ellos. La mezcla de civilizaciones no resolverá el problema. La verdad es que no veo la salida…

Qué las humanidades estén perdiendo importancia en los planes de estudio: ¿es un signo de los tiempos?

Es un error de los muchos que se están cometiendo por hacer caso a las cuentas de resultados de las empresas. El sistema neocapitalista comprenderá, algún día, que está construyendo una sociedad de intereses, no de ideas. Y esas sociedades naufragan porque siempre hay un barco mayor. Cuando llegue China, que está al venir, lo van a comprender de inmediato

Volverá a tener Madrid la “vidilla” cultural de los ochenta?

No. Auque Madrid nunca pierde la vidilla. Los madrileños somos así. Pero lo de los ochenta fue excepcional. Fueron los ciudadanos los que decidieron pasar delante de las instituciones. No sé si ahora están dispuestos a repetir la experiencia.

Madrid necesita otro alcalde como Tierno Galván?

Un alcalde como Tierno lo desearían todas las ciudades. Y Madrid necesita un alcalde, un alcalde de verdad, con solvencia intelectual, capacidad para liderar la ciudad y ánimo para molestar lo menos posible a los vecinos. Con Tierno vivíamos mejor.

Leí en su biografía que no fue hasta hace pocos años que pudo dedicarse por completo a la literatura…¿Se ganó la lotería?

¿Lotería? Fue una locura, un riesgo sin valorar las consecuencias, una decisión arriesgada en extremo. Salió bien... Pero había muchas más posibilidades de que saliese mal. Lo decidí diez días antes de no tener cómo pagar el alquiler del mes siguiente. Ahora, por muy bien que haya resultado aquella decisión, creo que fui un insensato. Pero así lo hice, atrevimientos de juventud, supongo.

Un consejo para Gallardón?

No, ninguno. No vaya a ser que lo siga… En todo caso, un reproche: tiene que mejorar su educación y sus modales. No lo digo porque personalmente me importe, como se comprenderá, pero es el único que no sabe felicitar a un escritor de Madrid que gana un premio importante con una novela sobre Madrid. Lo han hecho otros muchos alcaldes de España, presidentes de Comunidad, rectores de Universidad, la ministra de Cultura… Insisto en que no lo digo por mí, sino porque si no lo ha hecho ahora tampoco lo hará con músicos, pintores, fotógrafos y creadores culturales en general que obtengan reconocimientos. Se trata de una cuestión de buenos modales y de respeto, en el supuesto de que le interesara en algo la cultura y sus convecinos.

Cómo ves la juventud española de hoy? Se involucran políticamente?

Mi hija tiene 21 años y está involucrada. Sus amigos, casi todos. Pero no como nosotros, en un partido, sino en movimientos de protesta universal, antoglobalizadores, por la erradicación de la pobreza extrema, por la solidaridad. Ella me dice que, en general, los jóvenes no están muy politizados. Pero el 14 de marzo decidieron el cambio de Gobierno en España. Saben lo que quieren.

Dime una obra imprescindible que uno debe leer para entender lo que pasa hoy en España.

No la hay. Tampoco en otros países. Nos hemos quedado sin autores que sean puntos de referencia intelectual. En España piensan muy pocos: Elías Díaz, Raúl Morodo, Ramoneda… En Italia, Bobbio, y murió. En Estados Unidos Chomsky y en Francia Lang. Pocos más. Lo mejor para entender la España de hoy es seguir los Chats de Gomaespuma.

El 15 de febrero de 2003 era un día único en la historia del movimiento contra la guerra. Millones de personas protestaron la guerra en Irak. Sirvió para algo?

Sirvió de mucho. Que se lo pregunten a Aznar. Y, en general, para que la ciudadanía mostrase que el concepto de dignidad sigue vigente. No se detuvo la guerra (la invasión), pero se avanzó en la confianza de los ciudadanos en que su opinión debe ser tomada en cuenta. Ahora los gobiernos se lo pensarán dos veces antes de volver a tomar decisiones contra sus ciudadanos.

¿Estás feliz con el reconocimiento que supone el Premio Lara? ¿Escribirás algún día tu autobiografía?

Los premios permiten llegar a lectores que aún no habían leído tu obra. En ese sentido, la satisfacción es grande. Lo importante es que el criterio de los lectores coincida con el del jurado. Y por lo que respecta a mi autobiografía, no lo he pensado todavía. Creo que hay que verse cerca del final para reflexionar sobre si lo vivido merece ser contado. Por fortuna, no veo aún ese límite último.

Según una de las respuestas que acabo de leer en tu chat, ¿los hombres estamos en crisis? ¿Las mujeres han sabido adaptarse mejor a los cambios sociales?

Sí. Las mujeres, en poco más de una década, han logrado ocupar el lugar que les correspondía (me refiero en el llamado primer mundo y no en todos los lugares, pero en general sí). Han logrado su independencia social, laboral, sexual... Y esto ha pillado al hombre por sorpresa y le ha descolocado. Los hombres necesitamos rápidamente un reciclaje, una recolocación. Aceptar que su liberación es buena para nosotros también. Y cambiar la mentalidad. Los hombres (muchos) estamos en "crisis de desarrollo". Tenemos que escuchar lo que nos dicen: no vale ser más fuertes, más valientes, más intrépidos. Hay que ser más tiernos, más honestos, más sinceros... Aceptar el compromiso y no juzgarlas porque al final los juzgados (y condenados) somos nosotros. Confío en nuestra capacidad de adaptación, como ellas lo han logrado.

No crees que los medios de comunicación suelen dar demasiada importancia a un pequeño grupo de escritores? A veces da la impresión de que en España siempre publican los mismos, ¿Qué pasa con los escritores anónimos

El mercado dicta las normas, y los medios de comunicación, la mayoría, sólo juegan a lo seguro. Los autores más mediáticos no suelen ser los mejores. Hay muchos buenos escritores que, cara a los medios (y por consiguiente a los lectores), son perfectamente desconocidos. Pero los lectores pueden liberarlos del ostracismo. Lo hicieron con Ruiz Zafón, por ejemplo. Mi opinión es que lo importante es la obra literaria y su trascendencia. ¿Cuántos famosos de hoy pasarán a la historia de la literatura? Que cada uno se responda esta pregunta, con sinceridad.

Despedida

Muchas gracias a todos. Resulta muy grato charlar sobre aspectos verdaderamente importantes. Espero que las respuestas hayan estado a la altura de las preguntas, que han sido muy inteligentes. Hasta pronto.

General Díaz Porlier

DIARIO VASCO. 1 NOVIEMBRE 2005

GENTE DE PALABRA. ANTONIO GÓMEZ RUFO. ESCRITOR

«España está vertebrada por una espina dorsal cuyas vértebras son todas diferentes»

ALVARO BERMEJO.

- Tres reyes malditos escenifican El secreto del rey cautivo. El malditismo, ¿fue el punto de partida de su libro?

- El punto de partida fue triple: explicar el derecho legítimo de los pueblos a defenderse de una invasión ilegal, la reivindicación de la figura de José Bonaparte, y un homenaje a los pueblos de España que antepusieron la dignidad y la libertad a su propia seguridad.

- ¿Y cuál es el de llegada?

- La convicción de que la libertad es imprescindible, y que por culpa de un rey traidor, Fernando VII, nuestro país perdió el tren de la modernidad y algo más: una crispación entre las dos Españas de la que todavía no nos hemos desembarazado del todo.

- La España de la invasión napoleónica está cuajada de tópicos. ¿Cuáles le parecen más peligrosos?

- Los tópicos perversos son los que nos llegamos a creer. Por ejemplo, que los seres humanos no podemos vivir en armonía, sin enfrentamientos y sin fronteras.

- Asimismo, abundan las mixtificaciones de figuras tan relevantes como José Bonaparte o Manuela Malasaña. ¿Cómo los pinta en su novela?

- Manuela Malasaña es una leyenda, apenas una anécdota. Casi no existió. Pero ya se sabe: las leyendas son más eficaces que la realidad. Bonaparte, en cambio, fue un hombre bienintencionado al que nadie -ni su hermano Napoleón-, respetó nunca.

- Su capitán Zamorano, ¿hasta qué punto es heredero del Alatriste de Pérez Reverte?

- De Arturo sólo he leído hasta ahora La reina del sur, una buena novela. ¿De verdad se parecen en algo?

- En Napoleón coinciden el invasor y el defensor de la Ilustración. En la España de entonces, ¿era posible el «patriotismo ilustrado»?

- Las Cortes de Cádiz elaboraron la Constitución más liberal de Europa de aquel momento. Por eso el retrógrado de Fernando VII la abolió. En realidad, la Junta Central, muchos líderes guerrilleros y los intelectuales eran partidarios de las ideas de la Revolución francesa; pero no de la forma en que trataron de imponerla.

- Dos siglos después hasta celebramos la derrota de Trafalgar. ¿Se imagina a Jacques Chirac celebrando Waterloo?

- Puro folclore. Trafalgar fue un capricho francés que logró convencer a Godoy, otro pájaro. Los españoles no teníamos nada contra los ingleses. Cuatro años después, los aliados contra Francia fueron España e Inglaterra.

- Además del quijotismo endémico, el gran problema nacional, ¿sigue siendo la invertebración de España?

- España está vertebrada por una espina dorsal cuyas vértebras son todas diferentes. El problema surge por la afición de los españoles a darles patadas, para ver cuánto resisten. Y la verdad es que son tantas las patadas que nuestra espalda parece fabricada por acero de Llodio.

- Frente a las amenazas de fractura, ¿volverá la España de manolos y chulapas?

- Esa es una ficción de la zarzuela. Lo que hace falta es que no se persiga la insolidaridad, como estamos viendo. En mi opinión, defender proyectos como el Estatuto catalán no es progresista, ni de izquierdas; todo lo contrario: es reaccionario. El nacionalismo es el anverso del internacionalismo, y yo me eduqué en la izquierda.

- Un buen amigo nos confesó: «Temo la imbecilidad disfrazada de fanatismo político». ¿Y usted?

- Todo fanatismo es imbécil. Pero lo peor no es el fanatismo, sino los fanáticos, que casi siempre son unos farsantes. Toda exageración contiene en sí misma un enorme vacío.

- Así como Maragall y Zapatero, ¿usted también se arma un lío con el término 'nación'?

- ¿Hay diferencias conceptuales entre nacionalidad y nación? Imagínese que alguien dijera: «El Cantábrico es un mar en un mar de mares». Como figura literaria es preciosa. Pues yo siento lo mismo al leer que Cataluña es una nación en una nación de naciones. Es una frase sin ningún contenido real, y por lo tanto ignorable.

- En los debates y en las columnas se habla muchos del regreso del «guerracivilismo». ¿Siempre la España de conmigo o contra mí?

- Desde Fernando VII, sí. Pero lo del «guerracivilismo» es otra exageración. Y un uso desmesurado de la confrontación electoral. Lo peor de la España de hoy es que sólo se habla de intereses, no de ideas. Necesitamos pensadores que sean un punto de referencia intelectual.

- Esa 'Tercera España' con la que soñaba Jovellanos, moderna, ilustrada, solidaria y cohesionada, ¿por qué no acaba nunca de llegar?

- Ya está aquí. Los escritores la vemos y muchos otros ciudadanos también. Habrá que preguntar a ciertos políticos y a algunas empresas periodísticas qué ganan desconociéndola. El 11 de marzo, cuando el atentado de Madrid, esa España la vimos todos. Después volvieron a esconderla.

- Sea en biografías o en ficciones, ¿por qué la historia interesa cada vez más?

- Cuando la insatisfacción se adueña del ser humano, porque el modelo de sociedad en que vive no le agrada, surge la vuelta al misticismo, al miedo, y a la historia. Tres fenómenos que nos atañen a casi todos.

- En su caso, ¿cuál es el secreto de su éxito?

- Para mí el éxito es acostarme cada noche habiendo logrado que se sienta bien alguien de mi entorno. La fama, la popularidad y el dinero, aunque sea difícil de creer, no tienen lugar entre mis ambiciones.

- De las últimas guerras de Irak, ¿saldrá una buena novela histórica escrita en Europa, o se fía más de los hijos de Saladino?

- Habrá una película de Estados Unidos, ya lo veremos. Otra farsa. Irak tendrá una novela europea y otra islámica, pero es pronto: falta perspectiva histórica.

- ¿Qué viene después del 11-S, del 11-M y de la previsible ejecución de Sadam Hussein?

- La primera mitad del siglo XX fue de las guerras y la segunda de las mujeres; el XXI será el siglo del terrorismo internacional.

- ¿Por qué, tras un siglo tan violento, parece que no hemos aprendido nada?

- Somos la primera generación capaz de acabar con la pobreza extrema en el mundo. Los países lo saben y la Alianza Mundial Contra la Pobreza, de la que formo parte, coincidimos en que en el 2015 podrían lograrse los Objetivos del Milenio. Si, siendo posible, no lo acepta EE UU, poco podemos hacer los demás. La miseria genera violencia.

- Orwell se consideraba miembro de la 'izquierda disidente', muy distinta de la 'izquierda oficial'. Usted, ¿se atrevería a posicionarse en la España de hoy?

- Intelectualmente, de izquierdas; políticamente, socialista; socialmente, solidario; culturalmente, madrileño y literariamente comprometido.

- En este umbral del siglo XXI y de la globalización, ¿quedan utopías por las que merezca la pena luchar, incluso individualmente?

- Sin utopía no hay futuro. Sólo el motor utópico mueve al mundo. La persona que no cree que algún día todo será mejor, está muerto.


DE VIVA VOZ

ME GUSTA pensar que mi trabajo sirve para algo.
ME ENCANTA oír hablar de cultura a una mujer mientras me mira a los ojos.
ME FASCINA la mujer inteligente que no presume de serlo.
ME DEJA FRÍO la palmadita en la espalda.
ME CALIENTA la injusticia, el insulto y la hipocresía.
ME PERTURBA el desorden.
ME ATURDE el silencio. La soledad me gusta siempre que tenga alguien cerca.
ME CONFUNDEN los que ayer cantaban La Internacional y hoy se atrincheran en su pequeñez geográfica.
ME INFUNDE miedo la vejez.
ME ATERRAN las alturas.
ME ENAMORA la vida, el presente, vivir cada instante con intensidad.
ME REPELE el olor a sardinas asadas, por un empacho de la juventud.
ME SEDUCE la noche. Es una patria para quienes aman la vida.

cuadro Allan Davey

OTRAS OPINIONES DE AQUÍ Y DE ALLÁ...

LA PASIÓN DE ANTONIO GÓMEZ RUFO

De amplios, muy amplios registros narrativos y una prosa esmerada, Antonio Gómez Rufo es de esos narradores para los que la literatura está siempre unida a la vida y a la historia. A lo cotidiano y a aquello oculto, lo que no se ve, pero que transita por el sentimiento con la extraña perplejidad de los fantasmas. Nada en él es banalidad, todo tiene un espíritu de búsquedas y de preguntas, a veces contestadas, a veces silenciosas preguntas en las que el narrador se explica y nos explica el mundo conflictivo en que vivimos, los seres quebrados que somos.

Habitan sus libros historias y seres, sueños quebrados y obsesiones a través de las que entender el conflicto de la vida, el alma huidiza que constituye nuestra condición. Así, su última y extraordinaria “Adiós a los hombres”, en la que la relación hombre-mujer se plantea desde el desasosiego y la pérdida de identidades y destinos, desde el vacío de la nada o la permanencia de la muerte. Una búsqueda más que un encuentro desde el que se abren las puertas a una nueva forma de entender el problema.

A través de sus libros se desliza una mirada profunda, devastadoramente triste o mordaz. O supuestamente ingenua, como en un cuento infantil, como sucede en la bellísima “El alma de los peces”. O de la alegría del encuentro y el reencuentro permanente con lo cotidiano o con el ayer cercano y remoto al mismo tiempo, como ocurre en los artículos de “Escenas madrileñas”, donde el lector se acerca a los acontecimientos como si todo fuera nuevo y viejo a la vez, porque “en la calle la gente no entiende muy bien lo que está pasando” y Gómez Rufo, desde una mirada cargada, más que de nostalgia, de arrebatador futuro nos retrata la ciudad y nos la entrega con una prosa extremadamente cuidada, rica en matices, con esa tensión en lo narrado que invita a la lectura. Y a la pasión por el mundo.

Historias que a veces son las historia, el paseo por la memoria de lo que fuimos o de lo que fueron (“El desfile de la victoria”), el retrato de nuestras condiciones de seres en busca de algo que no sabemos lo que es. Pasión y muerte, pasión y búsqueda a través de esos personajes inolvidables, femeninos sobre todo, Carmen y Andrea de “Si tú supieras”, donde el amor, ese otro fantasma que transita sus libros, toma el cuerpo sólido de los sueños. Luis de la Peña (La Razón, 7 de mayo, 2005)

cuadro2

 
 

 

  RECOMENDACIONES  
 


  Diez libros recomendados  
     
 

El coronel no tiene quien le escriba
García Márquez

El jugador
de Dostoievski

El libro de las ilusiones
de Paul Auster

La conjura de los necios
de John K. Toole

El barón rampante
de Italo Calvino

Meditaciones
de Marco Aurelio

El perfume
de Patrick Suskind

Seda,
de Alessandro Baricco

Los adioses
de Juan Carlos Onetti

El Quijote, de Cervantes